Diez años de inhabilitación para el rey del jamón andaluz por quebrar sus tiendas.

El empresario y uno de sus hijos, condenados a pagar 1,3 millones por la insolvencia de sus 5 cash. Juan Badía, en sus inicios un carnicero de barrio, cargaba yate, casa, coche y fiestas al hólding. El Confidencial 11/09/2019